CULTURA Y ARTE EN AL-ANDALUS

Entre los siglos VIII y XII, la civilización islámica conoció una etapa de esplendor, en contraste con la Europa feudal, mucho más rural y empobrecida.
El hecho de que todos los musulmanes conocieran una misma lengua, el árabe, permitió que los conocimientos se transmitieran fácilmente de un territorio a otro y que se fueran integrando culturas diversas: griegos, romanos, persas, egipcios, india...
Los musulmanes destacaron en estudios matemáticos y de ciencias: sistemas hidráulicos y de regadío, fabricación de porcelana y papel, elaboración de perfumes y bálsamos....
La cultura islámica andalusí está considerada como una de las épocas de oro de la historia de España. Aquí vivieron algunos de los más importantes pensadores, literatos, artistas y científicos de la historia del islam.
El árabe es, después del latín, la lengua que más léxico ha aportado al castellano. Fueron más de 7 siglos de convivencia en la Península Ibérica.
El vocabulario de origen árabe es especialmente significativo en campos en los que esta cultura realizó una aportación destacada a los pueblos peninsulares, como, por ejemplo:
  • La agricultura: acequia, alcachofa, algodón, azúcar, noria, albaricoque, aceite, albahaca, limón
  • La guerra: alférez, tambor, alfanje, almirante, arsenal
  • Comercio y manufacturas: aduana, tarifa, arancel, arroba, tarea, alfarero, abalorio, alhaja, alicates
  • La cocina: alfajor, albóndiga, almíbar, almirez, arrope, taza
  • La construcción: adoquín, alcázar, alcoba, alféizar, aljibe, adobe, alcantarilla, azotea, azulejo
  • Topónimos: Alcalá, Albacete, Guadalquivir, Algeciras, Gibraltar, Murcia, Guadalajara, Guadiana, Beniel, Benidorm

Una mención aparte merece el vocabulario científico. A esta lengua le debemos léxico en los siguientes campos:
  • Matemáticas: cifra, álgebra, algoritmo, guarismo
  • Astronomía: cenit, almanaque.
  • Alquimia: azufre, alambique, elixir, álcali, azogue
  • Medicina: nuca, jaqueca, jarabe, alcohol.

SOPA DE LETRAS PALABRAS ORIGEN ÁRABE (EDUCAPLAY)

PALABRAS DE ORIGEN ÁRABE

Los árabes introdujeron en Europa, a través de al-Ándalus, además de su lengua: la numeración arábiga (que incluía números negativos y el 0) lo que permitió el desarrollo de las matemáticas y las ciencias aplicadas (como la astronomía). También tenían avanzados conocimientos de medicina, cirugía y farmacia y desarrollaron la geografía y la agronomía (ciencia de la agricultura y los cultivos).


 

  
 

La filosofía andalusí tiene una importancia fundamental en la historia de la filosofía occidental. Se basa en la tradición religiosa y el pensamiento griego, principalmente el de Aristóteles, que fue introducido en el Islam por el persa Avicena.
Averroes (1126-1198) es la máximo representante de la filosofía andalusí y en buena medida de la filosofía islámica. Su obra es muy extensa, y abarca temas de literatura, historia, derecho, teología....
En al-Ándalus no sólo destacaron los pensadores musulmanes sino también los cristianos y los judíos como Maimónides.
 

EL ARTE ANDALUSÍ

CARACTERÍSTICAS DEL ARTE ANDALUSÍ (INFORMACIÓN)

La arquitectura de al-Ándalus sigue las características generales del arte islámico pero aportando algunos elementos específicos como el arco de herradura y el lobulado, la policromía (varios colores) en los arcos, la bóveda nervada y la ornamentación (decoración) con relieves y mosaicos.
  
ARCOS DE HERRADURA CALIFAL

  
ARCO DE HERRADURA APUNTADO
 

 
ARCOS LOBULADOS
 
CÚPULA NERVADA

Los materiales de construcción eran generalmente pobres (ladrillo, madera, mampostería) con una gran variedad de arcos, bóvedas y cúpulas. La decoración u ornamentación exterior, muy austera (poca decoración) contrastaba con la riqueza de la ornamentación interior a base de yeserías (moçárabes), azulejos, mármoles y artesonados de madera.
 
MOÇÁRABES

 

ARTESONADOS DE MADERA
Al no poder representar imágenes sagradas por la prohibición del Corán, la escultura, la pintura y el mosaico usaban diversos motivos decorativos muy policromados (con varios colores): caligráficos (fragmentos de textos religiosos en árabe), geométricos y arabescos o vegetales.
 
 

 

 
También destaca la cerámica decorada con una enorme variedad de motivos, formas y colores. Igualmente alcanzó una gran difusión las miniaturas, empleadas para decorar libros con representaciones de la vida cotidiana, pero nunca de imágenes del profeta ni de Ála.

En España existen excelentes restos de arquitectura islámica. Los más importantes son:
De época califal, la mezquita de Córdoba.
 


MEZQUITA DE CÓRDOBA (TOUR VIRTUAL)

De época taifa, la Aljafería de Zaragoza, la Giralda y la Torre del Oro de Sevilla

  

 


De época nazarí, la Alhambra de Granada
 

 




LA ALHAMBRA (TOUR VIRTUAL)

ALHAMBRA (TOUR VIRTUAL INGLÉS)




LA SOCIEDAD ANDALUSÍ

 
El Islam sólo reconoce una clase social, la umma o comunidad de creyentes.
La sociedad andalusí fue muy compleja:
Por un lado estaban los hispanovisigodos, ya mezclados con los hispanorromanos, los judíos, los árabes y bereberes, los conversos y, por último, las minorías de esclavos y marginados.
La población de al-Ándalus era muy heterogénea.
La estructura social andalusí estaba condicionada por el origen étnico de cada grupo y por la clase social. Había 2 grandes grupos: 

LOS MUSULMANES
  • Los árabes fueron la minoría dominante en al-Ándalus. Estaban en la cúspide de la sociedad andalusí. Ocupaban los principales cargos políticos y sociales (califa, emir, gobernadores, imanes, cadíes...) por ser originarios de la patria del profeta.  Los primeros árabes que llegaron a España fueron los conquistadores y sus descendientes. Los árabes se asentaron, fundamentalmente, en las ciudades.
 
  •  Los bereberes fueron la mayoría musulmana de los conquistadores, formaban parte del ejército invasor y procedían, sobre todo, del Norte de África (mauri o moros). Los bereberes se instalaron en las sierras peninsulares. Se dedicaban, principalmente, al campo o el pastoreo y si situación era muy humilde. Pero también ocupaban cargos en la administración o el ejército. Se sentían explotados y desplazados por los árabes (muchos bereberes pagaban impuestos y los árabes no)
 
  • Los muladíes son la mayoría de la población andalusí. Son los cristianos que se convirtieron al Islam y sus descendientes. Pertenecieron a todas las clases sociales y a todos los oficios, y vivieron tanto en el campo como en la ciudad y pronto adoptaron, además de la religión, las costumbres y la lengua de los conquistadores musulmanes.
LOS NO MUSULMANES
  • Los mozárabes fueron los cristianos que vivieron en territorio musulmán pero que no se convirtieron. Los mozárabes conservaron sus riquezas, sus instituciones, su nobleza y su Iglesia. Mantuvieron vigentes sus ritos y sus edificios de culto. Eran un porcentaje elevado de la población, tanto en el campo como en la ciudad. Los mozárabes debían pagar tributos a los musulmanes.

  •  Los mudéjares eran los musulmanes que vivían en territorio cristiano. Fueron una población minoritaria y discriminada a la que se les exigía impuestos y se repartían sus tierras entre los nuevos colonos cristianos, pero conservaron sus leyes, ritos, jueces y costumbres. Trabajaban principalmente en el campo en condiciones muy duras.
Para evitar esta discriminación muchos mudéjares se bautizaron, convirtiéndose en moriscos, pero no evitaron la discriminación contra los cristianos nuevos. A partir de 1492 se llaman moriscos a todos los musulmanes y descendientes de musulmanes.
 
  • Los judíos fueron una minoría muy influyente en el al-Ándalus, aunque se ignora su número. Suelen ser ricos y cultos. Vivieron fundamentalmente en las ciudades. Fueron artesanos y burgueses (comerciantes) y tuvieron las mismas condiciones sociales que los mozárabes.
A diferencia de los mozárabes, vivieron en barrios apartados, en las juderías. También sufrieron presiones para que se convirtieran o huyeran y fueron perseguidos. Se dedicaban al comercio, la artesanía, la medicina o la ciencia.
 
  
  • Los esclavos, aparte de los presos, eran los negros y los renegados. Eran el grupo más bajo de la sociedad. Se utilizaron como mano de obra barata, bastaba con su manutención (darles casa y comida).